¿ Ha solicitado una incapacidad permanente absoluta y el EVI se la ha desestimado? ¿ ha sido propuesto por el INSS debido a una baja de larga duración para iniciar un expediente de incapacidad y  ha sido desestimada dicha propuesta? ¿ siente que no puede acudir a trabajar derivado de las dolencias que padece?

No cabe duda que la situación en relación al reconocimiento de incapacidades laborales por parte de la Seguridad Social es cada vez mas estricto y es necesario en mas del 90% de las situaciones el acudir a la via judicial.

Cuando hablamos de incapacidad permanente absoluta debemos de acudir a lo recogido en el articulo 137.5 de la LGSS donde se define como aquel grado de incapacidad que inhabilite por completo al trabajador para toda profesión u oficio, asi mismo, la jurisprudencia afirma “ no sólo debe ser reconocido este grado de incapacidad al trabajador que carezca de toda posibilidad física para realizar cualquier quehacer laboral, sino también a aquel que, aún con aptitudes para algunas actividades, no tenga facultades reales para consumar, con cierta eficacia, las tareas que componen una cualquier de las variadas ocupaciones que ofrece el ámbito laboral. Sin que impida esta calificación la posibilidad de desarrollar aquellas actividades marginales que el articulo 138 de la LGSS declara compatibles con la percepción de pensión de incapacidad permanente absoluta”

El primer paso para iniciar la solicitud de incapacidad permanente sea el grado que sea es recopilar nuestro historial medico, acudir a un profesional y que nos oriente sobre las posibilidades reales en base a nuestras dolencias y a nuestras limitaciones funcionales.

El segundo paso es armarse de paciencia pues suelen ser procesos largos, pues se suele acabar en vía judicial y no solo en primera instancia sino también en segunda instancia, pero los costes del proceso no son altos y no existen ni costas ni tasas.

El tercer paso es confiar en el profesional que le lleve el asunto, en nuestro despacho somos especialistas en procesos de incapacidades con resultados positivos y que avalan nuestra profesionalidad.

Incapacidad permanente absoluta