Una vez realizada la disolución de la sociedad de gananciales se procederá a su liquidación que podrá realizarse notarialmente o bien judicialmente mediante el correspondiente expediente de separación o divorcio.
Los pasos para la liquidación de la sociedad de gananciales son los siguientes:
Realización del inventario
La liquidación de la sociedad comenzará por la realización de un inventario del activo y del pasivo de la sociedad
Pago de deudas e indemnizaciones
Hecho el inventario se destinará el activo al pago de las deudas de la sociedad. Si no hay metálico suficiente se podrán adjudicar bienes gananciales, aunque podrá el acreedor solicitar su enajenación y que se le pague con su importe. Pagadas las deudas y cargas de la sociedad se abonarán las indemnizaciones y reintegros debidos a cada cónyuge hasta donde alcance el caudal inventariado, haciendo las compensaciones que correspondan cuando el cónyuge sea deudor de la sociedad.
Reparto del haber
Una vez realizados estos pagos, el remanente constituirá el haber de la sociedad de gananciales, que se dividirá por la mitad entre los cónyuges o sus respectivos herederos. En caso de que el resultado del inventario sea negativo, cada cónyuge responderá de las deudas de la sociedad con sus bienes privativos. Si uno de los cónyuges es acreedor personal del otro, podrá exigir que se le satisfaga su crédito adjudicándole bienes comunes, salvo que el deudor pague voluntariamente.
Pago de impuestos y cambio de titularidad
Una vez realizada la liquidación se procederá al pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y, en su caso, el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, tras lo cual se podrá proceder al cambio de titularidad de los bienes inmuebles en el Registro de la Propiedad.
Liquidación sociedad de gananciales
Etiquetado en: