Es importante recordar que cuando quieres cambiar de compañía aseguradora hay que avisar a tu compañía con antelación de un mes, tal y como recoge la ley del contrato de seguro.
No obstante hemos resuelto en nuestro despacho un supuesto en el que no constaba notificación a la aseguradora por parte de nuestro cliente su intención de rescindir dicho contrato de seguro, por lo que la compañía aseguradora le reclamaba a nuestro cliente el importe anual de la poliza del seguro. Nos opusimos a tal pretensión y el resultado ha sido que nuestro representado no ha tenido que abonar dicha poliza, en primer lugar, porque la propia poliza en si era confusa en relación a la prorroga del contrato y en segundo lugar no se le había notificado por medio fehaciente a nuestro representado el impago de dicha cuota y la existencia de deuda alguna.
Por lo que el consejo que os damos desde Benavides&asociados es que siempre hay que leerse bien los contratos de seguro que se firman para evitar engaños.

¿Qué pasa cuando me cambio de compañía aseguradora?
Etiquetado en: